Buscando la tarjeta gráfica ideal para nuestra construcción

Uno de los componentes en los que primero pensamos a la hora de renovar nuestro ordenador es la tarjeta gráfica, sobre todo si centramos gran parte del uso de nuestro pc a jugar.

Pero detrás de todo esto hay cosas que no debemos pasar por alto, y es que, si no tenemos un equipo lo suficientemente equilibrado para poder exprimir al máximo el rendimiento de una tarjeta gráfica podemos estar tirando el dinero sin ni siquiera saberlo.

Es por ello que lo primero que tendremos que tener en cuenta es, de que componentes va a estar rodeada nuestra tarjeta.

Lo primero es su tamaño, ya que no todas las cajas o el conjunto de componentes que lleva nuestra construcción están preparadas para todas las dimensiones de gráficas, así que es muy importante fijarse sobre todo en las dimensiones de nuestra caja y comprobar si la tarjeta gráfica elegida puede caber en ella.

Por otro lado, hablamos de las fuentes de alimentación, dado que una tarjeta gráfica potente consumirá mucha más energía que una que no lo sea tanto. En este apartado recomendamos siempre no escatimar en una buena fuente de alimentación para que nos dé la energía suficiente y nos evite problemas futuros.

Está claro que otra cosa importante es la memoria RAM y el CPU con el que contemos, de ahí el llamado “cuello de botella”. Todos sabemos que cada juego tiene sus requisitos, y si no se cumplen, por una parte o por otra, el desempeño no será el ideal, aún teniendo la mejor gráfica del mercado, si tenemos un procesador que no llega al mínimo requerido estaremos desaprovechando la parte gráfica de nuestro sistema.

Lo mismo pasa con el monitor, si nuestra gráfica nos permite una resolución alta pero nuestro monitor no es capaz de llegar a esa resolución o si por el contrario nuestra pantalla es de 144 Hz y con nuestra gráfica nunca llegaremos a esa tasa de refresco, al final estamos creando una barrera limitando una de las dos partes, por lo tanto, es muy importante hacer un buen tándem entre estos dos componentes.

Ahora que ya sabes la importancia de tener un equipo equilibrado y que más o menos tienes una idea de que tarjeta gráfica podría completar tu construcción, ahora vamos a hablar de las especificaciones más importantes a la hora de elegirla.

Coprocesador

Es el procesador encargado del procesamiento gráfico de nuestra tarjeta, sirve para aligerar carga de trabajo a nuestro CPU en operaciones tales como procesamiento de gráficos en los videojuegos o aplicaciones 3D interactivas. De esta forma, mientras gran parte de lo relacionado con los gráficos se procesa en la GPU, la CPU puede dedicarse a otro tipo de cálculos. Ejemplos de coprocesadores: AMD Radeon RX 550 o Nvidia GeForge GTX 1050

Tipo de RAM

Es una memoria en donde se almacena los datos de operaciones y texturas, se denomina VRAM, si decíamos que el coprocesador se encarga de aligerar el trabajo de la CPU, la VRAM hace lo mismo con la Memoria RAM de nuestro sistema, haciendo que esta se encargue de todos aquellos procesos y datos relacionados con gráficos.

Tamaño de la RAM

A parte del tipo de memoria VRAM también es importante la cantidad de memoria que puede almacenar, si tenemos una gráfica con una memoria muy pequeña, saturaremos la gráfica y comenzaremos a ver problemas tales como aparición y desaparición de distintos objetos gráficos y en general el desempeño será mucho más lento. El tamaño de la VRAM se define con GB, como si de una memoria RAM se tratara.

Velocidad de reloj GPU

Indica la velocidad a la que operan los núcleos de la tarjeta gráfica. La función de estos núcleos es renderizar los gráficos, por lo tanto, a mayor velocidad del reloj, más rápido será el procesamiento. Se mide en megahercios (MHz), al igual que con la velocidad total de una CPU, la velocidad de la GPU indica cuántos ciclos de procesamiento por segundo puede llevar a cabo la tarjeta gráfica.

La velocidad del reloj de la GPU es uno es los aspectos más relevantes cuando se elige una tarjeta gráfica para tu ordenador, sobre todo si lo usas para jugar y para otras actividades con un uso intensivo de gráficos.

Conector de alimentación

Todas las gráficas de hoy en día, salvo las de gama baja, necesitan una alimentación extra, es por ello que a parte de la alimentación que nos ofrece la placa base, nos veremos obligados a conectarla mediante cableado a la fuente de alimentación, esto es muy importante, ya que, si no lo hacemos, esta no funcionará.

Cuanto más potente sea una tarjeta gráfica mayor es su consumo eléctrico y por lo tanto mayor es la energía que requerirá, por ello hay diferentes tipos de conectores, de 6 pines y de 8 pines, y cada gráfica requerirá 1, 2 o 4 conectores de cada tipo.

Conector de alimentación tarjeta gráfica

Conectores multimedia

Son los puertos que se encargan de la salida de vídeo desde nuestra tarjeta gráfica hacia un monitor, TV o proyector y se dividen en cuatro tipos que explicaremos a continuación:

Conexiones tarjeta gráfica
  • VGA: Es el más antiguo de todos y completamente analógico, se emplea en tarjetas gráficas antiguas o de gama baja, está siendo reemplazado por interfaces más recientes como DVI, HDMI y Display Port. Este tipo de conexión al ser analógicos no transmiten audio, por lo que, si tenemos un monitor con altavoces, el sonido no se reproducirá.
  • DVI: Es otra conexión para llevar la señal de la tarjeta gráfica al monitor, la diferencia con los demás estándares de conexión es que puede llevar tanto señal analógica como digital. Esta tecnología mixta de señales les hace capaz de enviar señales analógicas a pantallas con puertos VGA, que son los antiguos, con un adaptador de VGA a DVI que no tenga ningún tipo de conversor. El principal punto negativo del DVI es que algunos modelos no transmiten señal de audio, sólo de vídeo, aunque hoy en día la mayoría transmite ambos.
  • HDMI: Es el sucesor de los puertos VGA y DVI, llevando tanto señal de vídeo como señal de audio, su único punto negativo es que solo transmiten señal digital, pero es un punto del que no debemos preocuparnos porque las pantallas analógicas hoy en día se están quedando obsoletas.
  • Display Port: Es una conexión similar al HDMI, ofreciendo prácticamente las mismas prestaciones. Es un dispositivo de conexión planteada como alternativa de los HDMI, ambas transmiten señales digitales, pero en cuanto a potencia de señal el Display Port supera al HDMI, aunque en ambos casos tendrás más que suficiente para la mayoría de monitores de hoy en día. La potencia extra de esta conexión es ideal para conectar varios monitores de alta resolución a la vez, siendo la mayor ventaja con respecto al resto de estándares.

Una vez sabido y conocido los más importante a tener en cuenta para escoger una tarjeta gráfica, te ofrecemos una oferta con lo mejor del mercado:

Mejores tarjetas gráficas de gama alta

Aquí te esperan las nuevas gráficas y más potentes de la generación actual, lo mejor de lo mejor, ofrecemos las ...
Leer Más

Mejores tarjetas gráficas de gama media

Contamos con diferentes marcas de ensambladores y la mejor opción calidad precio, aquí encontrarás las mejores tarjetas gráficas de gama ...
Leer Más

Mejores tarjetas gráficas baratas

¿Buscas una opción económica y eficiente para complementar tu monitor y pc gaming? Aquí te enseñamos las mejores tarjetas gráficas ...
Leer Más

Carlos Álvarez Castañeda

Técnico en explotación de sistemas informáticos. Amante de todo lo relacionado con la informática y el gaming.

guest

0 Comments
Comentarios en línea
Ver Todos Los Comentarios
0
Deja Tu Comentario.x