PowerColor Red Dragon RX550 review español

Hoy tenemos con nosotros una gráfica bastante barata que ofrece un rendimiento decente en juegos a calidad baja/media y que sirve para iniciarse en el mundo del gaming. También es indicada para equipos sin muchas pretensiones ya que podremos jugar con ella, pero no esperemos una calidad ultra en juegos de última generación. Vamos a ver lo que nos ofrece esta PowerColor Red Dragon RX550.

Pequeña y compacta

PowerColor nos ofrece una gráfica pequeña y compacta con un diseño en color negro y toques rojos incorporados en la estructura plástica de su sistema de disipación. Este sistema cuenta con un ventilador, que bueno, para el tamaño de la placa de la gráfica y para lo que consume, es más que suficiente, consiguiendo unas temperaturas óptimas en todo momento, ya sea a cargas bajas como en cargas altas. Una de las cosas positivas que tiene, es que, debido a sus dimensiones reducidas, puede ser montada en cualquier torre sin tener que preocuparnos por el espacio.

Diseño PowerColor Red Dragon RX550

Esta gráfica se conecta a nuestra placa madre mediante un puerto PCI-E 3.0 ocupando dos slots y como puertos de salida de vídeo tenemos las salidas HDMI, DVI-D y DisplayPort.

Conexiones PowerColor Red Dragon RX550

Buen rendimiento para una gama de entrada

La PowerColor Red Dragon RX550 está considerada como la gama de entrada de las gráficas con arquitectura GCN 4.0, esa arquitectura se diseñó en su tiempo para juegos que cada vez pedían un mayor rendimiento de cómputo y que aumentó bastante la calidad de fabricación de dicho componente.

Esto en su momento se consideró una mejora importante, pero hoy en día y con la evolución que ha habido en cuanto a gráficos podemos decir que estamos ante una gráfica de gama baja que está destinada a juegos de hace años o a configuraciones de media-baja calidad, de todas maneras, eso lo veremos más adelante, mostrando su desempeño en varias configuraciones.

Esta gráfica viene de la mano de AMD y su procesador gráfico es un Radeon RX 550. Es capaz de llegar a una resolución de 4096 x 2160 píxeles, eso sí, solo mediante las conexiones de HDMI y DisplayPort, en DVI nos tendremos que conformar con 2560 x 1600 píxeles. Aunque es más que suficiente para este tipo de gráficas, de hecho, para juego al menos, su resolución ideal es 1080p, ya que, como hemos dicho, su desempeño es lo que es, una gráfica que ya tiene sus años y que ofrece un rendimiento que en su época fue excelente, pero que hoy en día necesitaremos algo más potente si queremos una alta calidad en los juegos actuales.

En el caso de la memoria, tenemos 4GB GDDR5 con un ancho de datos de 128 bits y una velocidad de memoria de reloj de 1750 MHz. Una vez más pone de manifiesto que se trata de una gráfica de gama baja, pero que como veremos más adelante, su desempeño, sobre todo en baja calidad, sigue siendo suficiente para jugar juegos actuales.

Tecnología FreeSync 2 y más

En esta gráfica, AMD incorpora numerosas tecnologías que seguramente consideremos más o menos útiles según el tipo de uso que le queramos dar, pero que ahí están y que siempre son un extra interesante. Como son bastantes, las listaremos a continuación y explicaremos que nos ofrece cada una.

Radeon FreeSync 2: Una evolución con respecto a la primera versión que mejora en ecosistemas 4K y HDR y que ofrece una mejor calidad de imagen. Esta tecnología, como ya sabemos, permite la sincronización adaptativa con un monitor compatible para eliminar el tearing, sttutering y mejorar la experiencia general en juegos.

Radeon Chill: Es una característica que permite ahorrar energía regulando dinámicamente los FPS de un juego según los movimientos dentro del juego, es decir, en momentos donde haya un pico de exigencia, esta tecnología hace que la gráfica trabaje a máximo rendimiento, y cuando haya menos movimiento y necesite de menos rendimiento la frecuencia se vea reducida. Con esto se consigue un menos consumo y unas temperaturas reducidas.

Tecnología AMD Eyefinty: Es una tecnología que permite el uso de la gráfica a través de hasta 6 monitores.

Aceleración de aplicaciones AMD: Crea un entorno de trabajo simultáneo con el procesador principal para acelerar ciertas aplicaciones lo que disminuye la ralentización de aplicaciones multimedia y proporcionando al usuario una mejor experiencia.

Acelerador de medios AMD HD: Es una mejora que permite una calidad de reproducción de vídeo superior mediante algoritmos avanzados de postprocesamiento de hardware.

Tecnología AMD PowerPlay: Ajusta dinámicamente las velocidades de reloj en respuesta a la carga de la GPU, ahorrando energía para cuando la necesita.

Listo para AMD XConnect: Permite la utilización de la tarjeta gráfica externamente mediante un gabinete que podremos conectar fácilmente a nuestro portátil mediante Thunderbolt.

Benchmarks en diferentes calidades

Y ahora, vamos a ver como se desenvuelve esta gráfica con pruebas reales en juegos recientes en diferentes calidades, ya avanzamos que la configuración general y que mejor resultado nos va a dar es 1080p y en calidad baja, aunque en algunos juegos hay excepciones y nos permitirá una mejor la calidad de gráficos, pero eso lo veremos a continuación con pruebas en 1080p:

Benchmark en calidad ultra PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad ultra PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad ultra PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad ultra PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad ultra PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad ultra PowerColor Red Dragon RX550

Como vemos, es una gráfica que en calidad ultra no tiene ningún sentido jugar, de hecho, es prácticamente imposible teniendo una media de 15-20 FPS en la mayoría de los casos. La única excepción es el Valorant, un juego bien optimizado y que tampoco requiere de una máquina muy potente para jugarlo, en este caso, se mantiene en unos 36-41 FPS.

Benchmark en calidad alta PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad alta PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad alta PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad alta PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad alta PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad alta PowerColor Red Dragon RX550

En juegos con una calidad alta ya vemos que hay una gran mejoría y nos permite ampliar el rango de jugabilidad y el abanico de posibilidades, aunque en el caso de juegos más recientes, su rendimiento sigue siendo bajo, pero es lo normal en una gráfica de estas características.

Benchmark en calidad media PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad media PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad media PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad media PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad media PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad media PowerColor Red Dragon RX550

En calidad media ya vemos que se siente mucho más cómoda y nos permite jugar a la mayoría de los títulos sin ningún problema, además, es capaz de mantener mínimo los 60 FPS en algunos juegos triple A de hace un par de años y eso ya es un rendimiento a tener en cuenta.

Benchmark en calidad baja PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad baja PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad baja PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad baja PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad baja PowerColor Red Dragon RX550
Benchmark en calidad baja PowerColor Red Dragon RX550

Y aquí encontramos su zona de confort y donde mejor optimiza el rendimiento. En los juegos más actuales vemos que ofrece un rendimiento bastante bueno en esta calidad pese a ser una gráfica que ya tienes sus años. En este sentido, nos ofrece un desempeño como gama de entrada bastante buena, con la posibilidad de jugar hoy en día a casi todo lo que hay en el mercado.

Otras características

Ofrece Radeon Live, un software para retransmitir y capturar juegos que cuenta con una barra de herramientas sencilla para configurar todo lo relacionado con el programa de retransmisión.

Tiene soporte para Directx 12 y vulkan.

Sus reducidas dimensiones son 152 mm, 111,2 mm y 38 mm.

Te recomendamos esta CPU y placa base como acompañamiento

Intel Core i5-9400F
Intel Core i5-9400F
MSI B365M Pro-VH
MSI B365M Pro-VH

Conclusiones finales

Nos encontramos con una gráfica de gama de entrada, con la posibilidad de jugar prácticamente a todo hoy en día, eso sí, en calidad media-baja, lo cual es bastante si ponemos en contexto que es una de las gráficas de gama baja más económicas y con mejor rendimiento hoy en día.

Lo bueno Lo malo
Bajo consumo y bajas temperaturasHay mejores opciones para gaming (más caras)
Diseño compacto
Mueve cualquier juego exigente en calidad media/baja
Buena relación rendimiento/precio
No hace nada de ruido
Excelente opción como gama de entrada

Está indicada para adentrarte en el mundo del gaming sin muchas pretensiones, una gráfica sencilla, pequeña, con un rendimiento bastante bueno y con un precio bastante económico.

4/5 - (1 voto)

Carlos Álvarez Castañeda

Técnico en explotación de sistemas informáticos. Amante de todo lo relacionado con la informática y el gaming.

guest

0 Comments
Comentarios en línea
Ver Todos Los Comentarios
0
Deja Tu Comentario.x